Guía para contratar a familiares en el régimen General como empleada de hogar o cuidadora

La contratación de empleados domésticos es una práctica común en muchos hogares, ya sea para recibir ayuda en las tareas del hogar o para cuidar de algún miembro de la familia. Sin embargo, surge una incógnita al considerar a un familiar como empleado: ¿es posible contratar a un familiar como empleado doméstico? Esta pregunta plantea muchas otras más que necesitan ser aclaradas, como quién puede realizar el contrato, qué tipo de contrato se puede hacer y si hay alguna limitación legal al contratar a un familiar. En este artículo, exploraremos las posibilidades de contratar a un familiar como empleada de hogar, así como las implicaciones legales de este acto, para ayudarte a entender mejor cómo funciona este tipo de empleo entre familiares.

puedo contratar a mi hermana como empleada de hogar

¿Cuándo es posible contratar a un familiar?

Contratar a un familiar puede ser una opción tentadora en casos donde se necesita ayuda en el negocio o empresa familiar. Sin embargo, es importante conocer cuándo es posible realizar este tipo de contratación de manera legal y ética.

Según la ley laboral, contratar a un familiar directo (cónyuge, hijos, padres y hermanos) no está prohibido, siempre y cuando se cumplan ciertos requisitos establecidos. Uno de los principales requisitos es que el familiar debe tener las aptitudes y calificaciones necesarias para el puesto que se está ofreciendo. Esto es fundamental para garantizar un buen desempeño en el trabajo.

Otro aspecto importante a considerar es la igualdad de condiciones con los demás empleados en cuanto a salario, beneficios y oportunidades de crecimiento. No se debe dar un trato preferencial solo por ser un familiar, ya que esto puede causar conflictos internos y afectar la productividad de la empresa.

Además, es fundamental tener un contrato laboral por escrito que especifique las condiciones del trabajo, como cualquier otro empleado de la empresa. Esto ayuda a evitar malentendidos y conflictos futuros.

No se trata solo de favorecer a un ser querido, sino de garantizar el buen funcionamiento del negocio y el bienestar de todos los empleados. Siguiendo las leyes y cuidando los aspectos éticos, se podrá tener una relación laboral exitosa con un familiar.

Requisitos para hacer un contrato con un familiar como empleada de hogar.


Contratar a un familiar como empleada de hogar puede ser una decisión ventajosa para ambas partes. Sin embargo, es importante cumplir con todos los requisitos legales para evitar problemas en el futuro.

¿Quién puede ser considerado como familiar para fines laborales? Según el Ministerio de Trabajo y Economía Social, se consideran familiares en primer grado de consanguinidad a los padres, hijos, cónyuges y hermanos del empleador.

¿Qué requisitos se deben cumplir para realizar un contrato con un familiar como empleada de hogar? En primer lugar, el empleador debe darse de alta en la Seguridad Social como empleador de hogar y cumplir con todos los pagos y cotizaciones correspondientes. Además, se debe establecer un salario justo, tener un horario de trabajo razonable y otorgar al menos un día de descanso semanal.

¿Qué tipo de contrato se debe firmar? El contrato adecuado para contratar a un familiar como empleada de hogar es el contrato por obra y servicio. Este contrato establece una duración limitada y específica, en función del trabajo a realizar. ¿Qué ocurre con las vacaciones y las enfermedades? Como empleada de hogar, el familiar contratado tiene derecho a 30 días de vacaciones anuales y a días de descanso por enfermedad común o accidente laboral. Además, en caso de maternidad, se aplicarán los mismos derechos que en cualquier otro tipo de contrato laboral.

Es importante tener en cuenta que, aunque se trate de un familiar, el empleo de hogar es un trabajo como cualquier otro y debe cumplir con todos los requisitos legales. No cumplir con ellos puede acarrear sanciones y problemas posteriores. Si se tiene alguna duda o se necesita asesoramiento, siempre es recomendable consultar con un experto en la materia.

Cómo contratar a un familiar como empleada de hogar: pasos a seguir.

Contratar a un familiar como empleada de hogar puede ser una excelente opción para ambas partes, ya que se pueden evitar los gastos de contratar a una persona ajena a la familia y, a su vez, el familiar puede obtener un trabajo digno y estable. Sin embargo, es importante seguir ciertos pasos para asegurar que todo se realice de manera legal y sin problemas. A continuación, te explicamos los pasos a seguir:

1. Conoce las obligaciones legales

Antes de contratar a tu familiar, es importante que conozcas las obligaciones legales que deberás cumplir como empleador. Esto incluye registrar el contrato de trabajo en la Seguridad Social, pagar las cotizaciones correspondientes, asumir responsabilidades en materia de salud laboral, entre otros. Es fundamental informarte bien para evitar posibles sanciones o problemas en el futuro.

2. Acuerda las condiciones laborales y salariales

Es necesario que establezcas con tu familiar las condiciones laborales y el salario que le corresponde. Esto incluye la jornada laboral, los días de descanso, las funciones a desempeñar y el salario que recibirá. Es importante dejar todo por escrito para evitar confusiones o malentendidos.

3. Formaliza el contrato

Una vez acordadas las condiciones, es necesario formalizar el contrato de trabajo. Puedes hacerlo a través de un contrato laboral común o mediante un contrato de empleada de hogar, especificando las condiciones y aspectos acordados. Este documento será de gran importancia en caso de cualquier conflicto futuro.

4. Registra el contrato en la Seguridad Social

Es obligatorio registrar el contrato de trabajo de tu familiar en la Seguridad Social. Para ello, debes solicitar un número de afiliación y darlo de alta como empleada de hogar. De esta manera, se le otorgarán todos los derechos y prestaciones como cualquier trabajador.

5. Cumple con las obligaciones fiscales

Además de las obligaciones legales, también es importante cumplir con las obligaciones fiscales. Es necesario declarar las retenciones de IRPF que se le realizan a la empleada de hogar en la declaración de la renta, así como el IVA correspondiente.

Recuerda que, a pesar de ser un familiar, contratar a una empleada de hogar conlleva responsabilidades y obligaciones que deben ser cumplidas adecuadamente. Siguiendo estos pasos, podrás contratar a tu familiar de manera legal y transparente, garantizando el bienestar de ambas partes.

Recuerda informarte bien y formalizar todo por escrito para evitar problemas en el futuro. Tu familiar y tú podrán disfrutar de una relación laboral justa y estable.

Tipos de contrato para empleadas de hogar, incluyendo a familiares.

Las empleadas de hogar son trabajadoras esenciales en cualquier hogar, ya que se encargan del cuidado de personas y/o de las labores del hogar. Sin embargo, a veces puede surgir la duda sobre qué tipo de contrato es el más adecuado para este tipo de empleo.

En primer lugar, es importante destacar que en España las empleadas de hogar tienen sus propias normas y leyes aplicables, ya que se rigen por el Real Decreto 1620/2011, el cual establece las condiciones de trabajo para este tipo de empleadas.

Sin embargo, existen varios tipos de contrato que se pueden aplicar según la situación de la empleada de hogar y de la familia empleadora. A continuación, mencionaremos los más comunes:

  • Contrato de trabajo por horas: es el más utilizado en este tipo de empleo y se basa en el pago por horas trabajadas. La empleada tendrá derecho a vacaciones y a la seguridad social, pero no a finiquito ni a prestación por desempleo.
  • Contrato de trabajo fijo-discontinuo: se aplica cuando la empleada de hogar trabaja durante ciertas temporadas del año. Se le paga por horas trabajadas, con derecho a vacaciones y a la seguridad social.
  • Contrato de trabajo por días: se utiliza para empleadas que trabajan solo algunos días a la semana. Se le paga por días trabajados, con los mismos derechos que en el contrato por horas.
  • Contrato de trabajo para familiares: se aplica cuando la empleada de hogar es un familiar directo del empleador, como por ejemplo una hermana o hija. En este caso, no se aplica un salario mínimo, pero es necesario realizar un contrato por horas.
  • Además, siempre es recomendable asesorarse bien sobre las leyes y normativas aplicables en cada caso, para garantizar los derechos tanto de la empleada como de la empleadora.

    Artículos relacionados